Rodillo con cinco cubos para tratamiento de Maderoterapia

Rodillo cinco cubos. Rodillos de 5 cubos. Diseñado para: Cintura, caderas, costados, piernas y abdomen.Reduce masa corporal, eliminación de lipodistrofias, combate la celulitis, fibrosis y masaje terapéutico.

Más detalles

R5C

Nuevo producto

47,75 €

El rodillo cinco cubos, es uno de los accesorios más utilizados y solicitados en las aplicaciones de la maderoterapia. Al igual que todos los accesorios utilizados en estas técnicas es fabricado con maderas nobles, siendo los más comunes los manufacturados con madera de cedro. Los rodillos formados por cubos son una variedad actualizada de los primeros aditamentos ideados para la aplicación de masajes, en razón a que la experiencia de los expertos en esta milenaria técnica, concluyeron que al realizar los masajes sobre una superficie dada ejerciendo presión focalizada o puntual sobre la misma y no uniformemente, favorece el metabolismo de los tejidos, porque permite que las zonas donde cada cubo ejerce su función, drene, vierta o se comunique rápidamente con las zonas de tejido vecino donde el cubo no esté accionando, lo cual facilita de manera increíble y rápida, la eliminación de impurezas, toxinas y grasas.

La aplicación más usual del  rodillo cinco cubos es para regiones extensas del cuerpo humano como son caderas, costados, muslos, glúteos, abdomen y piernas, contribuyendo a la reducción de la masa corporal, la eliminación de lipodistrofias, la disminución de la celulitis y la fibrosis y es eficaz como masaje terapéutico.

Se debe tener presente que tanto las lipodistrofias, como las fibrosis y las celulitis requieren en la mayoría de los casos la atención médica especializada; sin embargo, siendo la maderoterapia una aplicación natural no invasiva, llega a ser de bastante utilidad como coadyuvante de los tratamientos médicos, principalmente en la etapas iniciales de esos procesos patológicos, que en mucha ocasiones con resueltos con aplicación de masajes de forma seria, contante y profesional, no llegando a necesitar el auxilio médico.

El experto en maderoterapia debe manejar bien los conceptos biológicos básicos de las distintas patologías que se le pueden presentar y así puede aplicar los masajes correspondientes con mayor certidumbre y tener mejores resultados. Así se puede mencionar que la lipodistrofia es el acumulación focal de exceso de células adiposas que alternan con pequeñas zonas donde están disminuidas o ausentes las células grasas, lo que produce conglomerados esféricos endurecidos que se traducen en darle a la piel un aspecto irregular. En el caso de la celulitis, proceso inflamatorio crónico que tiene su origen en alteraciones metabólicas y hormonales, la piel se ve irregularmente abultada alternando con depresiones también irregulares, con un aspecto muy característico conocido como “piel de naranja”. Por su parte, la fibrosis es el aumento en la formación de tejido conectivo después de un mal proceso reparativo o de cicatrización que conlleva a la formación de zonas endurecidas en la piel como consecuencia de no haber un buen intercambio de sustancias entre las células allí presentes.

El  rodillo cinco cubos también es muy útil para tratar las conocidas piel dura, piel flácida y piel edematosa. La piel dura es cuando al tacto una zona dérmica es más compacta que el resto de la piel. La piel flácida muestra una menor dureza que sus alrededores, dando la sensación de ser laxa o elástica. La piel edematosa es una piel blanda que se hunde transitoriamente al hacerle presión, por lo general la zona es dolorosa.

Para totas estas afecciones lo más recomendable son los drenajes linfáticos y de forma natural no invasiva, esta terapia es ofrecida con resultados positivos con la aplicación de las diferentes técnicas e dispositivos utilizados  en la maderoterapia y de manera muy específica con el uso del rodillo cinco cubos, que por su diseño particular es muy efectivo en la realización de drenajes linfáticos. En estos casos cuando se necesita hacer un drenaje linfático, o también un drenaje circulatorio como en el caso de la piel edematosa, el rodillo cinco cubos  debe ser desplazado con movimientos en el sentido de la circulación linfática, es decir dirigido hacia donde se ubican los ganglios linfáticos (cuello, axilas, región inguinal, ombligo, región poplítea) y así facilitar el desprendimiento y circulación de células y de sustancias acumuladas y favorecer su eliminación final del cuerpo humano a través de la orina, después que hayan sido llevadas a los riñones.

Por el contrario, si el fin buscado es reafirmas la musculatura y moldear la figura, el  rodillo cinco cubos debe utilizarse en contra de la gravedad para hacer que los tejidos vuelvan a su posición natural y original y recuperen la tensión y la textura debida.

Escriba una reseña

Rodillo con cinco cubos para tratamiento de Maderoterapia